Ayuntamiento de Villaquilambre
Formulario de búsqueda

Noticia

[ viernes, 4 de octubre de 2019 ]

El Ayuntamiento renueva sus convenios del transporte público con ALSA y Reyero

Representantes de las dos empresas concesionarias han renovado los convenios por los que prestan el servicio del transporte público en el Municipio. El coste total del servicio es de 774.000 euros, de los que el Ayuntamiento subvenciona 350.000, mientras que los más de 424.000 euros restantes se financian a través del coste del billete.

La sala anexa al despacho de la Alcaldía ha sido el escenario escogido para la firma del convenio regulador de subvención previsto en el presupuesto del Ayuntamiento de Villaquilambre a favor de las empresas concesionaria del servicio de transporte interurbano de viajeros entre los municipios de León y Villaquilambre. Un servicio que es prestado por las compañías ALSA y Reyero, y que tienen un coste total de 774.012 euros de los que 423.270 serían lo recaudado por el coste del billete mientras que el resto, algo más de 350.000 euros corresponderían a la cantidad aportada desde el Consistorio. En este sentido, hay que señalar que el pago de la subvención se realiza mensualmente, excluyendo la mensualidad de diciembre, estimando unas liquidaciones promedios mensuales algo más de 29.000 euros al mes, estas liquidaciones se realizarán a cuenta de la liquidación de cierre del ejercicio, que tendrá lugar en el primer trimestre del año 2020. En el primer trimestre del próximo año se procederá a realizar el ajuste correspondiente con los datos reales, liquidando el convenio con la mensualidad de diciembre de 2019, debiendo presentar el concesionario, la cuenta justificativa de los ingresos y gastos, en la forma que se indique por los servicios técnicos de transporte del Ayuntamiento de Villaquilambre. Asimismo, hay que señalar el esfuerzo realizado los últimos años en la contención de esta partida en los diferentes planes de ajuste que se han llevado a cabo. Un esfuerzo muy importante si tenemos en cuenta que hace ocho años la cantidad aportada por el Consistorio rondaba el millón de euros, lo que supone un descenso del 70%. Y es que, esta reducción vino dada por un estudio más concreto de la utilidad de la línea, se optimizó el servicio, ajustándolo a la demanda con frecuencias más largas aprovechando los trayectos coincidentes de otras líneas. De esta manera se han evitado lo que se conoce como itinerarios inertes, o lo que es lo mismo rutas con autobuses vacíos, algo habitual en épocas anteriores y que ha sido clave para bajar la factura en cerca de 700.000 euros, como aseguró el concejal responsable, Javier María Fernández, “Dentro de la política de contención de gasto que hemos llevado a cabo para reducir la deuda ha estado también lo relacionado con el transporte público. Hemos bajado los costes de una forma muy importante tratando siempre de que el servicio no se viera perjudicado. Es más, además de reducir la factura hemos aumentado frecuencias en la horas de más uso de las líneas”.