Ayuntamiento de Villaquilambre
Formulario de búsqueda

Noticia

[ martes, 16 de junio de 2020 ]

Villaquilambre reparte 23.000 mascarillas FFP2 entre sus vecinos

El Ayuntamiento establecerá una carpa delante del edificio consistorial, de 10:00 a 13:00 horas, desde el miércoles hasta el viernes para el reparto de las mismas. Estos dispositivos se entregarán a los empadronados que presenten el Documento Nacional de Identidad. No hará falta que se personen todos los miembros que componen la unidad familiar. La adquisición ha sido financiada con los más de 50.000 euros aportados por Diputación

A partir de mañana, el Ayuntamiento de Villaquilambre procederá al reparto de las 23.000 mascarillas tipo FFP2 que han sido adquiridas con los fondos cedidos por diputación para el aprovisionamiento de este tipo de dispositivos. Para el reparto de las mismas se establecerá una carpa en la plaza del consistorio en la que un funcionario de carrera, como establece la ley, comprobará a través de un programa informático que el solicitante está empadronado en el municipio. En este sentido, hay que señalar que el Equipo de Gobierno ha optado por la ubicación del punto de reparto fuera del edificio consistorial para mejorar la capacidad logística, ya que Villaquilambre es el cuarto municipio de la provincia, en el que viven casi 19.000 personas, y que está compuesto por 10 poblaciones, lo que hace que el reparto sea más complicado que en otros núcleos de la provincia en los que hay menos habitantes y localidades. Asimismo, hay que señalar que esta compra está financiada con 50.000 euros a cargo del Plan Especial para la adquisición de mascarillas de protección reutilizables y desinfectantes frente a la COVID-19 y se justifica en la necesidad de hacer frente a la grave y excepcional situación que se está viviendo a partir de la declaración del Estado de Alarma para la gestión de la situación de la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia. 7000 mascarillas hechas por las mujeres del municipio A estas 23.000 hay que sumar las 7000 mascarillas que realizaron distintos grupos de mujeres del municipio, en su mayoría procedentes de talleres del CIAMI. La fabricación de las mismas ha sido muy importante durante los momentos en los que la enfermedad se encontraba en su pico de contagios y fallecimientos, y no existían dispositivos de este tipo para la gran mayoría de la población. Durante estos casi tres meses se han realizado repartos en la práctica totalidad de poblaciones, y se han llevado a los domicilios de los vecinos que tenían problemas de movilidad.